“EL TIEMPO ES SUBJETIVO E INASIBLE”

José Andrés Peña, Director de Teatro

 

El 11 de marzo de 2017 tanto en Santa Fe de Argentina como en Santiago de Chile fue estrenada la obra “Odiar lo que se Ama”, del dramaturgo trasandino José Ignacio Serralunga. Es una pieza teatral que habla del amor, las dudas y el tiempo. Los San Miguelinos tuvieron la oportunidad de presenciarla en La Plaza La Marina y en “La Cava”.

 

Ha dirigido 40 obras de teatro desde los años ’80 y las de Serralunga no las cuestiona. Se trata de José Andrés Peña, el chileno a cargo de dar vida a Julio e Isabel, los dos personajes de “Odiar lo que se Ama”, una historia de amor. “Lo que hago con las obras de Serralunga es no cuestionarlas, me dejo llevar, entro en la trama como un espectador común y corriente; entonces, empiezo a construir, en este caso en particular, la personalidad de la muchacha sin saber qué va a pasar con ella. A medida que la trama se va desarrollando los cambios sicológicos, de comportamiento o de las decisiones que ella toma me van sorprendiendo a mi también”, relata Peña.

Precisamente lo que explica José Andrés Peña es lo que hizo que la espectadora Paloma García Huidobro de 33 años se sintiera emocionalmente atrapada por la historia, esto porque “la trama al principio resulta confusa y luego uno la ve con claridad”.

En su juventud, Julio estuvo enamorado de su prima Isabel y concretó ese sentimiento con un beso que lo hace dudar de ir o no al Seminario. Pero Isabel, una joven impulsiva sufre un accidente y queda en estado vegetal. Aun conociendo esta realidad Julio se convierte en Sacerdote.

Pasan los años. Julio visita la casa donde compartía su vida con Isabel. Ella se le aparece a la misma edad en que se separaron. “Los Seres humanos tratamos siempre de organizarnos en función del tiempo que es algo subjetivo e inasible. La obra empieza en tiempo real y en el transcurso se van revelando el pasado, la sicología de ellos y su relación, pero esa hora es totalmente subjetiva porque el plano de realidad en que está la muchacha es un tiempo espiritual y el de él es real”, explica el Director.

Durante su encuentro, Julio e Isabel irán recordando anécdotas, juegos de juventud que harán dudar al Sacerdote si hizo o no lo que debía con su vida.

Víctor Lavín, de 49 años, disfrutó la pieza teatral que lo motivó a pensar que el encuentro entre los personajes otrora enamorados “es un sueño que todos en algún momento hemos querido: encontrar a ese amor de los 15 años pera ya con una madurez y darle una mirada distinta a ese amor de juventud. Esa tremenda oportunidad es interpretada en la obra”. Asegura además este miembro de la audiencia tener “lindos recuerdos de amores de 15 años que me encantaría encontrar para ver cómo están o quizás haber profundizado más en ese amor de 15 años y haberlo llevado a un amor más maduro”.

En el descubrir qué y quién es Isabel está el sentido de la obra cuya revelación sorprende y emociona.

 

Carolina Vera Hernández
Encargada de Comunicaciones 

 


 

 

Please follow and like us:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *