“HOY LOS JÓVENES VEN QUE SU RAÍZ NO ESTÁ EN EL EXTRANJERO”

 

ROSITA SERRANO

 

 

La Directora de la Compañía “Pucha que Hay” y de la obra de teatro “La Breva Pelá” habla de la falta de identidad que siente tenemos los chilenos, pero que los jóvenes, a su juicio, están recuperando.

 

Doña Petronila, más conocida como ‘Oña Peta’, camina hacia el escenario desde un pasillo hablándole al público. La anciana es interpretada por Rosita Serrano y es la partera de un pueblo campesino de los años ´30.

Se trata de uno de los personajes de la obra “La Breva Pelá”, cuya adaptación de la original escrita por la dramaturga chilena Gloria Moreno, fue presentada en “La Cava” de La Casa de la Cultura de San Miguel.

En ésta se relata la historia de un viudo enamorado de su comadre; la única mujer que las tres hijas de éste aceptarían como madrastra. Con humor los actores muestran la principal diversión de la época: beber en una cantina. Pero, además, con candidez se representa a la familia de la época y, mediante premoniciones de ‘Oña’ Peta se entiende lo que sucede en nuestros tiempos. “Si bien había una falta enorme de derechos había una simplicidad en la vida campesina donde la familia, a pesar de todo, tenía unión…eran personas sanas, ricas en sentimientos… fuimos confluctuando a medida que pasaron los años; a medida que se fue etiquetando la vida social”, comenta Serrano.

A la Directora y Actriz le atrae “todo lo que sea el campesinado como nuestro arraigo y todo lo que sea chileno porque nos falta un poco de identidad”, asegura, pero cree, también, que “ahora los jóvenes están pensando distinto en el sentido de que andan buscando sus raíces, andan viendo que aquí están sus raíces y no en el extranjero”.

Lo anterior lo ve Serrano en el trabajo comunitario que realiza porque en éste nota que se está formando “una densidad humana que se está uniendo para sacar adelante estas raíces a través del arte, de la comunicación y, sobre todo, a través de las actividades que aúnen a los vecinos como el teatro, el canto y el baile”.

Precisamente orgulloso de su procedencia sureña, Rafael Soto, de 13 años, se sintió identificado con la obra “por el vocabulario que tuvieron que fue más de campo y como yo soy de Puerto Montt me sentí como si estuviera allá”, relató luego de bailar cueca con una de las actrices de la obra.

 

Carolina Vera Hernández
Encargada de Comunicaciones  

 

Please follow and like us:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *