UNA HISTORIA DE MÚSICA Y CONFIANZA

Banda “Los Connotados”

 

 

Recién ganaron la Beca Coaching de Bandas 2017 que entrega Estudio 435. Pero van por más. El 20 de agosto “Los Connotados”disputarán la final del concurso de bandas jóvenes emergentes “Desbándate”.  Su historia comenzó en una sala del Liceo Municipal Betsabé Hormázabal de Alarcón.

 

La propuesta de Rodrigo Álvarez, Profesor de Artes Musicales y Coordinador de Extensión del Liceo, era formar un taller de música latinoamericana. Quería que fuese “abierto a los alumnos que tuvieran o no experiencias musicales…La mitad de los chiquillos no habían tocado nunca nada y los otros tenían algunas nociones pero acá se descubrieron tanto en la composición como en la ejecución de los instrumentos”, explica el maestro.

Ruth Santibáñez recuerda bien como empezó todo para ella. “Antes había un taller de rock y de repente apareció el ‘profe’ con el proyecto. Se presentó en el gimnasio y empezó a tocar instrumentos. No sé, eso me llamó, me atrajo”. Hacía un año que ya no estudiaba piano clásico porque era muy estructurado y ella no lo es. Hoy Ruth es la pianista y se desempeña de la manera más libre en que desee hacerlo. Asegura que “nosotros podemos traer ideas, conversar, opinamos si nos gusta o no nos gusta esta parte. No es solamente ‘el profe’ quien trae las cosas”.  

Fue tras una presentación que los alumnos comenzaron a pensar diferente. Querían identificarse como grupo y ese día inventaron su nombre. No son “Los Connotados” porque se sientan notables. Es un juego de palabras. Son “Los Con Nota Dos” porque al inicio del taller gran parte de sus integrantes tenían bajo rendimiento o habían repetido de curso.

El tema que interpretará el grupo en “Desbándate” lleva por título “Libre Soy”. Lo compuso la vocalista Elizabeth Puebla, hoy ex alumna del Liceo. Su inspiración llegó cuando “estaba pasando por un proceso en el que me di cuenta de que la música era lo mío y decidí romper toda cadena que me ataba en ese momento. Sus graves problemas sociales de dependencia la atormentaban y recibió refugio en el taller. “No les importó nada, como que fue como da lo mismo porque nosotros lo que queremos es que tu aprendaí. Tu tení un talento y queremos sacarlo a la luz. Me emocionó mucho porque nunca nadie me vio como me vieron aquí, recuerda la joven.

En la actualidad, Elizabeth es la Directora Musical de una obra de teatro con la que se pretende crear consciencia en la juventud respecto al problema de la droga.

Al principio “Libre Soy” era con guitarra; un rap. Luego, en conjunto, comenzaron a incluir otros ritmos como el guaguancó que los llevó al son, la salsa y el changüí. La música termina con el montuno que hace que la gente se ponga a bailar.

 

Carolina Vera Hernández
Encargada de Comunicaciones 

 

 

  

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Please follow and like us:

Agregar un comentario

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *