Casa de la Cultura

Reseña Historica

Este edificio de características coloniales se construyó sobre las antiguas bodegas viníferas de la viña Subercaseaux;terreno que en el pasado fue propiedad de don Ramón Subercaseaux.

La chacra, como se le denominaba a estas tierras estaba destinada principalmente a paseos familiares y de amistades.

También fue escenario de numerosas reuniones y tertulias en las cuales los asistentes hacían relucir sus aptitudes artísticas, fruto de estas actividades es el conocido y destacado pintor Fray Pedro Subercaseaux, quién fuera criado en estas tierras.

Sus casas y jardines tenían así, un desarrollo importante sobre todo para aquella época; ofrecía a sus invitados salones, cuartos de billar, dependencias para familiares, invitados y criados; reunían en sí, las características de la vida aristocrática.

El jardín y huerto tenían una extensión de tres cuadras, la distribución de sus parques seguían un perfecto trazado simétrico; en la parte delantera de la casa se ubicaba un gran óvalo rodeado de rejas, con un parrón de madera que iba por dentro hasta la laguna, ésta se encontraba circundada por alamos y en su centro una isla cubierta por un gran sauce llorón.

En este lugar en que conmemoramos momentos ilustres vividos en el pasado, es donde hoy la Ilustre Municipalidad de San Miguel abre las puertas al nuevo centro cultural”

“Memorias de Ochenta años”
Autor: Ramón Subercaseaux.